viernes, septiembre 30, 2005

Monstruos




La indiferencia hace sabios y la insensibilidad... monstruos.

Denis Diderot

Certezas




La nada es un infinito que nos envuelve. Venimos de allá y allá nos volveremos. La nada es un absurdo y una certeza; no se puede concebir, y, sin embargo... es.

Anatole France

miércoles, septiembre 28, 2005

Abrazos.




Me preguntaron el otro día con lágrimas en los ojos, que como decirle a un niño sin mentirle que se ha muerto su mascota o algo peor...
No encontré palabras adecuadas para eso. Pensé que yo solo podría abrazarle muy, muy fuerte sin hablar y pensé tambien, que no hay mejor consuelo para cualquiera que un abrazo apretado, silencioso, sincero y largo.
Tan solo eso fué lo que se me ocurrió contestar, tan solo el darle en silencio un gran abrazo...


martes, septiembre 27, 2005

Dulce experimento I

Se le ocurrió a Viviane, deliciosa poetisa uruguaya, el que uniéramos en posts comunes su sublime arte de reunir palabras con las imágenes que yo escogiera. Confiando generosa que lograría por mi parte corresponderle en belleza a su brillante poesía. No creo conseguir eso, pero sí quiero acceder a sus deseos porque ellos son para mí un privilegio que le agradezco.
Espero que disfruteis tanto como yo con su dulzura y su verbo...




Nada mas esto,
me vuelco,
me abro entera,
me entrego...

Mañana ya no sabre de mi
porque se muere uno, a veces,
cuando se pierde la intimidad del canto
y la ternura - de repente -.

Te das cuenta, entonces,
por milésima vez
que estas solo
más que siempre:
como antes de nacer...


viviane nathan, del libro "ansiedades de mujer con el rostro a la intemperie", 1985


Dulce experimento II




Voy a sembrar un mimo
debajo de la sonrisa
para ver si crece un árbol
o un abrazo,
porque estoy así:
repetida en la tristeza
en esta absurda sensación de lugar deshabitado
en la infinita soledad de las estrellas...


viviane nathan, del libro "ansiedades de mujer con el rostro a la intemperie", 1985

Dulce experimento III.




PERIODO BAJO

Me reconforta saber
que hay caminos inmutables,
donde los dioses juegan ordenadamente
como niños viejos...

Me reconforta (pero no me concierne)
porque mi certeza es una sola
y estalla continua y vertical
en esta tierra fertil de polvo y agua.

Me reconforta pensar
que existen soledades blancas,
horizontes desgarrados,
galaxias silenciosas en mis manos...

Me reconforta vivir, secretamente,
junto al rebaño de los mansos,
mientras dure y termine
este final desesperado.


viviane nathan, del libro "ansiedades de mujer con el rostro a la intemperie", 1985


Dulce experimento IV




Se desliza la voz
en el amanecer violeta
de los dias ajenos al sol que los despierta...

Se deshacen las frases repetidas
y permanece, luego,
en el firmamente claro bajo el cielo,
salpicada de brillos tenues y fugaces,
la esencia pura de la vida.


viviane nathan, del libro "ansiedades de mujer con el rostro a la intemperie", 1985

Dulce experimento V.




Tu piel me recuerda
los campos vírgenes de un cielo insondable
(allá: donde las caricias no tienen destino)

Y la profunda quietud de un amanecer
sobre los rios de tu rostro de hombre,
hombre - niño
hombre - alma,
hombre de horas largas
como la espera de un dia que no llega...

Tu piel tiene el sabor de un cafe caliente
muy temprano en la mañana,
y es espontánea
como el súbito gesto de la gaviota
que se abre en vuelo de alas y nubes blancas...

Tu piel se arruga y se extiende
y se parece, de pronto, a una sabana tibia
donde me encojo y me vuelvo punto,
y penetro los poros para alcanzar,
aunque sea por un momento,
las esquinas proximas de tu alma.

Luego regreso al mundo de las palabras
y, hecha flor,
broto a traves de ti
(como si la primavera se hubiera enredado
para siempre en tu cuerpo).

Regreso solo para escribir este verso
apurada y sin aliento...
La piel interior de tu piel
es como la honda vertical de un cielo sin mareas...

Es como...No se...
Olvido lo que iba diciendo
mientras escalo los abismos interiores
para ahondarme cada vez mas
en el significado de tu ser.

Digo tu piel y siento,
siento tu piel y vivo,
vivo tu piel, en tu piel,
debajo de ella.

Pegada a su nombre y a su esencia...
Sobre tu piel me encuentro
y también recorro sus adentros...

Pero hoy mi poema es un lago que se hunde en silencio
porque ya tu piel no es historia compartida,
porque en mi contemplación ausente
solo puedo pronunciarla
y dibujarla en un verso...

Porque en este momento
tu piel se parece a la inmensa soledad
que me presiente...y presiento.

Porque por no encontrarla,
y, como ves, por necesitarla tanto,
la invento.


viviane nathan, del libro "ansiedades de mujer con el rostro a la intemperie", 1985

domingo, septiembre 25, 2005

¡YEEEAAAAHHHHH.......!





Campeón del mundo a los 24...
¡Cuanta gloria nos has dado Nano!


¡¡¡GRACIAS!!!


sábado, septiembre 24, 2005

Es por tí...




Es por tí que veo ríos
donde sólo hay asfalto,
es por tí que hay océanos
donde solo había charcos...

Es por tí,
que soy un duende cómplice
del viento
que se escapa de madrugada,
para colarse por tu ventana.

Es por tí que no hay cadenas,
si sigo el ritmo de tus caderas,
es por tí que rozo la locura,
cuando navego por tu cintura...

Y decirte...
tus labios son de seda,
tus dientes del color
de la luna llena.
Tu risa la sangre
que corre por mis venas,
tus besos la tinta
de mis versos...
que siempre te cuentan.

Es por tí que veo ríos
donde sólo hay asfalto,
es por tí que hay océanos,
donde sólo había charcos...

-Cómplices-

viernes, septiembre 23, 2005

Sueño roto...




Noche tras noche,
en la oscuridad de mi cuarto.
Sueño contigo.
Sueño que estás en un mundo muy lejano al existente.
Sueño que estás conmigo.
Pero no es un sueño,

porque no he dormido.
Con mis ojos cansados
creyendo en esta oscuridad,
me confundo fácilmente.
Pensé que al cerrar los ojos yo dormía,
noche tras noche

busco tu cuerpo al lado mío
y me pierdo en el mar de sabanas vacías...
Que me hace luego temblar,
aterroriza todo mi ser, el no poderte hallarte.
Tengo miedo...

-Isidore Ducasse-

jueves, septiembre 22, 2005

Adopción...




Siempre admiré a quienes adoptan a un niño. Mucho más a quienes lo hacen teniendo además hijos biológicos. Y cuando el niño adoptado tiene alguna deficiencia o minusvalía... esos nuevos padres tienen para mí uno de los mayores valores que pueda tener un ser humano.
También me he preguntado siempre, que sentirán esos pequeños -antes de sentir su amor y calor- cuando se los entregan a unos adultos extraños, aún siendo su situación quizá penosa, triste o solitaria, sentiran miedo, desamparo y extrañeza los pobrecitos.
Es una hermosísima acción digna de todo valor y me encanta pensar que en pocos días, esos niños se volverán más alegres y se sentirán los más queridos del mundo, porque con toda certeza podría asegurarse que lo son.
Mi homenaje a esos seres tan generosos... a los padres adoptivos.

miércoles, septiembre 21, 2005

Profundidades...




Viejo océano... no sería del todo imposible que escondieras en tu seno futuros beneficios para el hombre. Ya le has dado la ballena.
No dejas adivinar fácilmente a los ojos ávidos de las ciencias naturales los mil secretos de tu íntima estructura. Eres modesto...
El hombre sin embargo se jacta continuamente, y sólo de minucias...
¡Te saludo, viejo océano!

-Isidore Ducase-

martes, septiembre 20, 2005

Mentiras piadosas...




Me miraste a los ojos, penetrando,
en lo más profundo de mi alma.
El cristal azul de tus pupilas,
me mostraba, mi imagen reflejada.
.
Me miraste y pediste temblorosa
que un te amo, saliera de mis labios,
pero ellos ya no tienen más palabras
pues los golpes de la vida los han cerrado.
.
Me miraste y tu pelo se erizaba,
y una gota redonda en tu pupila
que brotó, de un corazón roto
y cayó recorriendo tu mejilla.
.
Me miraste y tu rostro empapado
me exigía una palabra, una respuesta,
y mentí diciéndote te amo
por ganar de tu cara una sonrisa...

Walt Whitman


Hay quien a veces hace eso por no enfrentar la verdad y después salir huyendo. Consiguiendo con su mentira no alimentar las sonrisas, si no hacer crecer desamores, frustraciones, tristezas y desamparos...


lunes, septiembre 19, 2005

Remembranzas.




-Trece de Julio de 1798-

¡Cinco años han pasado
y sus veranos largos como inviernos!
Y oigo de nuevo estas aguas correr
desde sus fuentes con un suave murmullo.
También veo estas altas colinas escarpadas
cuya imagen salvaje y solitaria
propicia solitarios pensamientos
y une el lugar con la quietud del cielo.
Por fin, hoy es el día en que descanso
bajo este oscuro árbol y contemplo que ahora,
con sus frutos inmaduros,
visten un verde intenso
y se abandonan entre soto y maleza.
Al cabo miro estos setos escasos,
más bien líneas de bosque asilvestrado,
aquellas granjas verdes hasta la puerta misma,
el humo que asciende silencioso entre los árboles
como el incierto aviso de un errante buhonero.
De los bosques despoblados
o cueva de ermitaño donde aguarda
alguien junto al hogar...)

(...Y si entonces estoy
donde no pueda ya escuchar
tu voz ni ver tus ojos refulgentes
con la vida pasada, tú podrás
recordar que en la orilla de este río
unidos estuvimos y que yo,
adorador de la Naturaleza,
llegué hasta aquí gozoso en tal servicio,
incluso con mayor celo y amor santo.
Y también recordarás que tras los muchos viajes,
muchos años de ausencia, estos peñascos
y estos bosques y esta escena bucólica,
me fueron amables por sí mismos y por ti...

...
...Aunque mis ojos ya no puedan ver ese puro destello, que me deslumbraba. Aunque ya nada pueda devolver la hora del esplendor en la hierba, de la gloria en las flores, no hay que afligirse, porque la belleza siempre subsiste en el recuerdo.

( William Wordsworth)

domingo, septiembre 18, 2005

Si fuera ella.




Ella, se desliza y me atropella
y aunque a veces no me importe,
sé que el día que la pierda,
volveré a sufrir por ...
Ella, que aparece y que se esconde,
que se marcha y que se queda,
que es pregunta y es respuesta,
que es mi oscuridad, mi estrella.

Ella, me peina el alma y me la enreda,
va conmigo pero no sé donde va.
Mi rival, mi compañera,
que está tan dentro de mi vida
y a la vez está tan fuera.
Sé que volveré a perderme
y la encontraré de nuevo,
pero con otro rostro y otro
nombre diferente y otro cuerpo...
Pero sigue siendo ella, que otra vez me lleva,
nunca me responde, si al girar la rueda ...

Ella, se hace fría y se hace eterna,
un suspiro en la tormenta,
a la que tantas veces le cambió la voz.
Gente que va y que viene y siempre es ella,
que me miente y me lo niega,
que me olvida y me recuerda.
Pero, si mi boca se equivoca,
pero, si mi boca se equivoca y
al llamarla nombro a otra,
a veces siente compasión
por este loco, ciego y loco corazón.

Sea lo que quiera Dios que sea,
mi delito es la torpeza de ignorar
que hay quien no tiene corazón.
Y va quemando, va quemándome y me quema.
Y, ¿si fuera ella?...

¿Era? ¿quién me dice, si era ella?
Y, si la vida es una rueda y va girando
y nadie sabe cuándo tiene que saltar.
Y la miro y... ¿si fuera ella?, ¿si fuera ella?.

Y... ¿si fuera ella?

-Alejandro Sanz-

sábado, septiembre 17, 2005

Esencia


"Los ojos son el punto donde se mezclan alma y cuerpo "

-CHRISTIAN HEBBEL-

viernes, septiembre 16, 2005

Amigos




El verdadero amigo es aquél que está a tu lado, cuando preferiría estar en otra parte...
-Len Wein-

Loco por verte.




Tan cansado de esperarte
y tan ansioso de abrazarte,
como ayer y tan loco por tenerte,
tan febril, tan impaciente, como ayer.

Quiero amarnos tan a ciegas, sí,
besar tus manos, tocar tu boca, sentir tu piel...

Revivir en nuestra cama
el dulce drama del cuerpo yéndose...
Tu eres agua y yo soy fuente
y fluyo con tu corriente, yéndome...

Porque sin tí seré como el rio, no tendré nada mío.
Tu serás la ola que se pierde tan sola,
malherido mi corazón,
ha perdido ya la razón.
Y es que si no vuelves más
siento que voy a volverme loco,
loco por verte...

Sólo sueño acariciarte,
como hierba rodearte,
hombre y mujer.
Con el mundo en la mirada
y mi cuerpo en tu alma, derramándose...
abrasarnos tan a ciegas, sí.
Besar tus manos, tocar tu boca comer tu piel...

Porque sin tí seré como el río,
no tendré nada mío...
Tú serás la ola que se pierde tan sola,
malherido mi corazón,
ha perdido ya la razón.

Pobre río, no tendré nada mío ...
pobre ola que se pierde tan sola,
malherido mi corazón
ha perdido ya la razón.
Siento que no vuelves más
y pienso que voy a volverme loco,
loco por verte...

Y perderme en tu cintura,
recorrerte tan desnuda, savia para mi sed.
Abrazarnos siempre a ciegas, sí.
Besar tus manos, beber tu boca, comer tu miel...

Y si no vuelvo jamás a verte
y para siempre eternamente
serás un río que se aleja del mío,
yo seré la ola que se quiebra tan sola
solos, tristes, sin porvenir
y ya tan sólo poder sentir...

Manolo Tena

jueves, septiembre 15, 2005

Legados




Hay dos legados perdurables que podemos transmitir a nuestros hijos: uno son raíces, el otro son alas...
Hodding Carter


Una rosa.




Es por culpa de una hembra
que me estoy volviendo loco.
No puedo vivir sin ella,
pero con ella tampoco.

Y si de este mal de amores
yo me fuera pa la tumba,
a mi no me mandéis flores,
que como dice esta rumba:

Quise cortar la flor
más tierna del rosal,
pensando que de amor
no me podría pinchar
y mientras me pinchaba
me enseñó una cosa,
que una rosa es una rosa es una rosa...

Y cuando abrí la mano
y la dejé caer
rompieron a sangrar
las llagas en mi piel
y con sus pétalos
me las curó mimosa
que una rosa es una rosa es una rosa...

Pero cuanto más me cura,
al ratito más me escuece,
porque amar es el empiece
de la palabra amargura.

Una mentira y un credo
por cada espina del tallo,
que injertándose en los dedos
una rosa es un rosario.

Quise cortar la flor
más tierna del rosal,
pensando que de amor
no me podría pinchar,
y mientras me pinchaba
me enseñó una cosa,
que una rosa es una rosa es una rosa...

Y cuando abrí la mano
y la dejé caer,
rompieron a sangrar
las llagas en mi piel
y con sus pétalos
me las curó mimosa
que una rosa es una rosa es una rosa...

-Mecano-

miércoles, septiembre 14, 2005

Peligros.




El peligro no es cuestión de un par de golpes,
el peligro es no saber adónde ir,
el peligro es no encontrar jamás tu sitio
y sentir que ya llegaste sin salir.

El peligro es el fantasma que planea
sobre aquello que juraste un día alcanzar,
y te ata de las manos,
mientras graba en tu pellejo
una cifra, una letra y a volar,
una cifra, una letra y a volar.

Y correr dicen que es cosa de cobardes,
pero todos somos carne de cañón,
yo lo soy y no me importa
confesar que más que nadie,
pero aquí quién no es cobarde por amor...

El peligro es perder a quien se ama,
con la furia que desata el huracán,
comprobar que en casa ya no espera nadie
y que no hay nadie a quien puedas esperar.

Y correr dicen que es cosa de cobardes,
pero todos somos carne de cañón,
yo lo soy y no me importa
confesar que más que nadie,
pero aquí quién no es cobarde por amor.

El peligro es cuando quema las entrañas,
por amor o desamor, qué más me da,
y el valor se te hace escarcha
y el aire explota y amarga
en tu pecho por la mujer que se va.

Y correr dicen que es cosa de cobardes,
pero todos somos carne de cañón,
yo lo soy y no me importa
confesar que más que nadie,
pero aquí quién no es cobarde por amor...


-Revólver-

martes, septiembre 13, 2005

La Música.

En la tierra nada se presta tanto para alegrar al melancólico, para entristecer al alegre, para infundir coraje a los que desesperan, para enorgullecer al humilde y debilitar la envidia y el odio, como la Música...
Martin Lutero

lunes, septiembre 12, 2005

Como un río.




Amor mío, si muero y tú no mueres,
no demos al dolor más territorio.
Amor mío, si mueres y no muero,
no hay extensión como la que vivimos.

Polvo en el trigo, arena en las arenas,
el tiempo, el agua errante, el viento vago,
nos llevó como grano navegante.
Pudimos no encontrarnos en el tiempo.

Esta pradera en que nos encontramos,
¡oh pequeño infinito! devolvemos.
Pero este amor, amor, no ha terminado.

Y así como no tuvo nacimiento,
no tiene muerte, es como un largo río,
sólo cambia de tierras y de labios.

Pablo Neruda

domingo, septiembre 11, 2005

Usos y apariencias.




Cuantas personas hay en cuyas bibliotecas podría escribirse como en los frascos de las farmacias, "para uso externo".

-Alphonse Daudet-

sábado, septiembre 10, 2005

Por tí.




Yo te quiero regalar palabras,
ser tu red para cuando caigas,
cogerte de la mano al andar.
Y decirte cosas al oído,
ser tu manta cuando tengas frío
y ser tu hombro para llorar.

Por tí mi vida empeño,
por un momento
de verte sonreir.
Por tí mi alma vendo,
a cambio del tiempo
que necesites para ser feliz.

Dejo todo por un beso tuyo,
quiero ser tu espada y tu escudo,
decirte que te quiero una vez más.
Quiero ser tus alas y tu cielo,
quiero ser el mar y tu velero,
el cielo y tus pies para caminar.

Por tí mi vida empeño
por un momento
de verte sonreir.
Por tí mi alma vendo,
a cambio del tiempo
que necesites para ser feliz

-Marta Botía (Ella baila sola)-

viernes, septiembre 09, 2005

Consecuencias



En la vida no hay premios ni castigos, sino consecuencias.

-Robert Green Ingersoll-

miércoles, septiembre 07, 2005

Añoranzas.



Solo aquello que se ha ido es lo que nos pertenece...

-Jorge Luis Borges-

martes, septiembre 06, 2005

Motivos


Dos cosas de importancia relativa, para según quien, que me han hecho sonreir hoy...




El Principe de Asturias del Deporte. Más que merecido creo...



Nuevo disco para el Boss... hmmmm por la legión que le seguimos.

-Felicitaciones para ambos-

Cruces, claveles y lágrimas.




Las cruces que vi en tijuana
me hicieron recordar
las cruces que nadie puso
entre Ceuta y Giblartar,
que los sueños desaparecen
al llegar a la frontera,
lo eterna que puede ser una vista tan pequeña.

Las flores que vi en tijuana
me hicieron recordar
que flotan claveles negros
frente al puerto de Tarifa,
que poca es la diferencia
entre esperanza y tristreza, lo largo
que es el camino entre tu casa y la mía.

Si algún día vuelvo a tijuana
me gustaría encontrar
una rola que recuerde
que allí hubo una frontera,
que no flotan claveles negros
frente al puerto de Tarifa,
que se calmó la corriente
entre Ceuta y Gibraltar.

Las luces que ví en tijuana
me hicieron recordar
lo lejos que están los sueños de su propia realidad,
que solo los pajaros cruzan sin mojarse la frontera,
que para el viento no existen ni pasaportes ni cercas.




Si algún día vuelvo a tijuana
me gustaría encontrar
una rola que recuerde
que allí hubo una frontera,
que no flotan claveles negros
frente al puerto de Tarifa,
que se ha construido un puente
entre Ceuta y Gibraltar.
Las cruces que vi en el muro me hicieron recordar....


Jarabe de Palo

Preludios




El más bello instante del amor, el único que verdaderamente nos embriaga, es este preludio: el beso.

-Paul Geraldy-


lunes, septiembre 05, 2005

Es mejor...




Decidieron compartir melancolías,
soledades y fantasmas a la par,
miedos locos, tristezas y alegrías
y juraron no engañarse nunca más.
Decidieron vadear el ancho muro
que separa la mentira del perdón
y revolcarse en el olvido hasta borrar,
las heridas de una espina envuelta en flor.

Es mejor caminar que parar y ponerse a temblar...

Hoy la vida les sonríe y Dios dirá
si el futuro les depara un buen color,
regalándoles otra oportunidad
de empezar con su pie bueno ya van dos
y mil veces más tendrán que recorrer,
la vereda más incierta y perdonar.
Mientras no les lluevan piedras les irá mejor que bien,
ojalá que el sol no deje de brillar.

Es mejor caminar, que parar y ponerse a temblar...

Y confío en que no olviden el infierno
y los motivos que les llevaron allí
y que la vida no les guíe hasta lo negro,
espiral de donde no hay forma de salir.
Una lágrima es mayor que el mar entero
cuando el viento lleva a lomos la traición,
porque la vida se convierte en un invierno
tenebroso para dos.

Es mejor caminar...

-Carlos Goñi-

Verdades...



A los hombres probaría cuán equivocados están al pensar que dejan de enamorarse cuando envejecen. Sin saber que envejecen cuando dejan de enamorarse.
Gabriel García Márquez

sábado, septiembre 03, 2005

Sensaciones...




Algunas veces, ante LA BELLEZA, LA BONDAD, LA TERNURA, LA EMOCIÓN, me siento así... rezumante, evanescente, deshaciéndome por dentro. No lo puedo remediar, es una sensación como de desvanecimiento.


Rastros en el alma...




Viejo océano de ondas de cristal. Te pareces, guardadas las proporciones, a esas marcas azuladas que se ven en el dorso magullado de los grumetes, eres una inmensa equimosis que se muestra sobre el cuerpo de la tierra: Me encanta esta comparación.
Así, al primer golpe de vista, un soplo prolongado de tristeza, que se tomaría por el murmullo de tu brisa suave. Pasas, dejando rastros inefables sobre el alma profundamente sacudida, y recuerdas a la memoria de tus amantes, sin que ellos lo adviertan, los duros comienzos del hombre en los que inicia sus relaciones con el dolor, que no ha de abandonarlo nunca más.
¡Te saludo, viejo océano!


-Isidore Ducasse-

viernes, septiembre 02, 2005

Atrapados...




Dicen, que cuando un niño pequeño aprieta por primera vez con su diminuta mano, el dedo de su padre... lo tiene atrapado para siempre.


jueves, septiembre 01, 2005

Volver...




Yo adivino el parpadeo
de las luces que a lo lejos
van marcando mi retorno...
Son las mismas que alumbraron
con sus pálidos reflejos
hondas horas de dolor..

Y aunque no quise el regreso,
siempre se vuelve al primer amor..
La vieja calle donde el eco dijo
tuya es su vida, tuyo es su querer,
bajo el burlón mirar de las estrellas
que con indiferencia hoy me ven volver...

Volver... con la frente marchita,
las nieves del tiempo platearon mi sien...
Sentir... que es un soplo la vida,
que veinte años no es nada,
que febril la mirada, errante en las sombras,
te busca y te nombra.
Vivir... con el alma aferrada
a un dulce recuerdo
que lloro otra vez...

Tengo miedo del encuentro
con el pasado que vuelve
a enfrentarse con mi vida...
Tengo miedo de las noches
que pobladas de recuerdos
encadenan mi soñar...

Pero el viajero que huye
tarde o temprano detiene su andar...
Y aunque el olvido, que todo destruye,
haya matado mi vieja ilusion,
guardo escondida una esperanza humilde
que es toda la fortuna de mi corazón.

-Carlos Gardel-
(Para Incondicional...)

Viejos...


En su país de hierro vive el gran viejo,
bello como un patriarca, sereno y santo.
Tiene en la arruga olímpica de su entrecejo
algo que impera y vence con noble encanto.

Su alma del infinito parece espejo;
son sus cansados hombros dignos del manto;
y con arpa labrada de un roble añejo
como un profeta nuevo canta su canto.

Sacerdote, que alienta soplo divino,
anuncia en el futuro, tiempo mejor.
Dice el águila: «¡Vuela!», «¡Boga!», al marino,
y «¡Trabaja!», al robusto trabajador.

¡Así va ese poeta por su camino
con su soberbio rostro de emperador!

WALT WHITMAN